martes, 10 de abril de 2012

Naturaleza.




Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza
habla mientras el género humano no escucha.




2 comentarios:

XARED ZOMBIE dijo...

Y HASTA QUE NO ACABEMOS CON EL ULTIMO ARBOL NENA, QUE TRISTE!!!!

Hanna Xesco dijo...

Cuanta veredad en tan pocas palabras!!!
Yo tambien vivo en Buenos Aires, un beso.